Reflexiones sobre protección y promoción de la salud

En el año 1990, la Organización Mundial de la Salud define a la “promoción y protección de la salud” como la suma de las acciones de la población, los servicios de salud y autoridades sanitarias encaminados al desarrollo de mejores condiciones de salud individuales y colectivas.

La promoción y protección de la salud se nutre de muchas disciplinas y crea una innovadora teoría y práctica de salud pública que permite cumplir con metas y objetivos sociales, alcanzando mayor bienestar con equidad social y mejorando su calidad de vida.

La OMS establece los principios básicos para la promoción y protección de la salud:

  • Implica a la población en su conjunto y en el contexto de su vida diaria, en lugar de dirigirse a grupos de población con riesgo de enfermedades específicas.
  • Se centra en la acción sobre las causas o determinantes de la salud para asegurar que el ambiente que está más allá del control de los individuos sea favorable a la salud.
  • Combina métodos o planteamientos diversos pero complementarios, incluyendo comunicación, educación, legislación, medidas fiscales, cambio organizativo y desarrollo comunitario.
  • Aspira a la participación efectiva de la población, favoreciendo la autoayuda y animando a las personas a encontrar su manera de promocionar la salud de sus comunidades.
  • Aunque la promoción de la salud es básicamente una actividad del ámbito de la salud y del ámbito social, y no un servicio médico, los profesionales sanitarios, especialmente los de atención primaria, desempeñan un papel importante en apoyar y facilitar la promoción de la salud.

La Obra Social de Ministros trabaja en la promoción y protección de la salud a través de acciones educativas y sociales, que permitan aplicar principios formativos para promover cambios positivos en la conducta y bienestar de la comunidad, a fin de lograr una mejor calidad de vida.

Para lograrlo, esta Obra Social, como organización inserta en el sistema de salud y siguiendo esta premisa de desarrollo, se ha propuesto trabajar en prevención en forma sistemática y sostenida con todos sus afiliados, brindándole la información necesaria para cumplir con su objetivo.

Esta perspectiva responde a la necesidad de instalar una visión dinámica de funcionamiento intersectorial, horizontal y multidisciplinario e integra un nuevo modelo de gestión de la salud, basado en la construcción de redes que promuevan solidaridad, equidad, accesibilidad, calidad y participación.

La resistencia pasiva a la enfermedad, mediante la protección de los individuos sanos, constituye el mayor avance de la medicina moderna. La mayor atención a la persona sana y a la manera de cómo conservar la salud, ha tenido como meta aumentar el porcentaje de población que goza de buena calidad de vida.

Hoy en día, ya se acepta que “la salud no es la mera ausencia de enfermedades” y que entre esta y aquella hay una variedad de estados intermedios o, más bien, una sucesión de estados orgánicos que por un lado conducen a mejorarla y por el otro, a un total desequilibrio, constituyéndose en enfermedades. Sin embargo no se pasa de un estado al otro en forma violenta salvo en contadas ocasiones (por ejemplo: accidentes).

El enfoque actual de la medicina no solo se ocupa del tratamiento y prevención de la enfermedad, sino que apunta también a la “Promoción y Protección de la salud”, constituyendo ésta el avance más reciente donde se depositan las mayores esperanzas de las personas sanas.

La “Promoción y Protección de la Salud” incluye las técnicas médicas para prevenir la enfermedad y fomentar la salud en el individuo como unidad.

Las técnicas de “Promoción y Protección de la Salud” no siempre son de naturaleza médica. Así, el control de calidad del agua, realizada por “ingenieros sanitarios”, resulta una acción de prevención que evita las infecciones entéricas, no constituyendo una acción de la medicina preventiva ya que pertenece a la “Ingeniería Sanitaria” y también una acción de Protección de la Salud.

La “Promoción y Protección de la salud” se define en diferentes niveles. Así tenemos:

  • En relación con el Ambiente; modificando los factores biológicos adversos.
  • En relación con el Individuo Sano; promoviendo la salud.
  • En relación con el Individuo con Signos de Disturbios Patológicos; modificando hábitos y costumbres.

Fundamentalmente, los ejes de acción para la “Protección y Promoción de la Salud” se basan en:

  • Los exámenes de salud.
  • La higiene personal.
  • El desarrollo físico.
  • La actividad física.

Finalmente, como resumen podemos señalar que:

  • A pesar de los avances de la medicina preventiva, la mortalidad humana en la Argentina sigue siendo relativamente alta y las expectativas de vida están por debajo de las que se pueden ambicionar.
  • En la actualidad, la salud no es ausencia de enfermedad, existiendo entre esta y aquella una variedad de estados intermedios con niveles de calidad de vida relevantes.
  • La “Protección y Promoción de la Salud” incluye técnicas médicas para prevenir la enfermedad y promover la salud en el individuo tomado como unidad, integrándose dentro de la clínica médica, teniendo como propósitos:
    • El estudio de la etiología.
    • La educación del individuo y de la familia.
    • El control médico individual o colectivo de la salud.

La base de todas las actividades de “Protección y Promoción de la salud” la conforman el examen periódico y la educación para la salud tanto individual como del grupo familiar.

 

Ing. Néstor E. Fernández
Presidente de OSMISS

Ing. Néstor E. Fernández

Presidente de la Obra Social de Ministros, Secretarios y Subsecretarios