Sordera

Definición:

  • Sordera significa la perdida o disminución del sentido del oído, la cual puede ser parcial o completa.

Causas:

La sordera se puede presentar a cualquier edad, del nacimiento a la vejez.

Los padecimientos que pueden causar o ser asociados con la pérdida del oído son los siguientes:

  • Infecciones en el oído
  • Fluido en el oído medio
  • Cera del oído
  • Agujero en el tímpano (perforación en la membrana del tímpano)
  • Problemas en la nariz o garganta, tales como:
    • Alergias nasales
    • Problemas de sinusitis
    • Bloqueo en los tubos eustaquianos (tubos dirigidos de los oídos a la garganta)
  • Factores hereditarios
  • Defectos de nacimiento
    • Trauma, lesión o fractura
  • Ruidos
  • Desórdenes en el oído, tales como:
    • Otosclerosis
    • Enfermedad de Meniere
  • Infecciones, tales como:
    • Infecciones virales
    • Paperas

Factores de Riesgo:

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de adquirir alguna enfermedad o padecimiento. Los factores de riesgo para la sordera pueden ser:

Nacimiento prematuro

Incremento de la edad

La exposición a un ruido fuerte en el trabajo, tales como:

Ruido industrial alto

Uso de maquinaria pesada

  • Exposición recreativa a un ruido fuerte, tales como:
    • Armas (práctica de tiro al blanco)
    • Música estridente

Síntomas

Con frecuencia la pérdida del oído se da gradualmente, pero puede aparecer de improviso. Los síntomas pueden ser:

  • Dificultad para oír
  • Tintineos en los oídos (tinitus)
  • Mareos
  • Dolor de oído
  • La sensación de que el oído está lleno (como con un líquido o cera)

Los síntomas de sordera en niños pueden ser notados en estas etapas:

  • De 1 a 4 meses: Falta de respuesta a sonidos y a voces
  • De 4 a 8 meses:
    • Falta de interés por juguetes musicales
    • Falta de verbalización, tales como el parloteo, chillidos o hacer sonidos
  • De 8 a 12 meses: El niño no reconoce su propio nombre
  • De 12 a 16 meses: No habla en absoluto
  • Todos los niños deben ser revisados para detectar pérdida de oído al momento de nacer para que la pérdida de la audición que ocurre antes del nacimiento, pueda ser uniformemente detectada antes de los tres meses de edad.

Diagnóstico

El médico le preguntará sobre sus síntomas e historial médico y le realizará un examen físico. Como parte del diagnóstico, su médico puede tratar de determinar lo siguiente:

  • Ubicación del problema – este deberá ser determinado a través de exámenes
  • Nivel de pérdida – también determinado a través de estudios
  • Causa, no siempre es posible identificar la causa exacta de la pérdida del oído; si la causa es encontrada, esta información puede ayudar a guiar el tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento de la sordera depende del tipo de pérdida auditiva. Las opciones pueden ser:

Tratamiento médico – por ejemplo, la remoción del serumen o el uso de antibióticos para tratar la infección del oído

Apoyo auditivo – pequeños dispositivos que son usados detrás del oído; estos ayudan a amplificar los sonidos

Cirugía, en algunos casos, se puede recomendar la cirugía para mejorar la audición; los tipos de cirugía pueden ser:

  • Estapedectomía – para el tratamiento de la otosclerosis
  • Timpanoplastia – para un tímpano perforado
  • Tubos para timpanoplastia – para infecciones o fluído persistente en el oído medio

Implante coclear – un dispositivo electrónico implantado quirúrgicamente que ayuda a proveer de sonido a una persona con pérdida auditiva severa sensorioneuronal (Aunque el dispositivo no restaura completamente la audición, se continúan haciendo mejorías en la tecnología de implantes.)

Prevención

Para ayudar a prevenir la sordera, evite ruidos fuertes. En caso de que los ruidos fuertes no puedan ser evitados, puede reducir su exposición a estos sonidos mediante el uso de tapones para los oídos, esponjas o protectores. También, siga precauciones para reducir las lesiones o enfermedades que pueden causar ciertos tipos de sordera.

No existe en la actualidad ningún medio efectivo para prevenir la sordera genética o congénita. El examen auditivo a los recién nacidos puede ayudar a asegurarse de que la pérdida de oído en bebés pequeños sea detectada y tratada en la fase más temprana posible.

OSMISS

Obra Social de Ministros, Secretarios y Subsecretarios